single-image

Buscando una buena empresa de reformas

Encontrar una compañía de reformas es fácil. Buscar a los profesionales adecuados es lo realmente complicado. En tu periplo a lo largo y ancho de esta búsqueda, tratar de encontrar a una empresa de fiar es fundamental y es lo más difícil.

Pero no temas, aquí te traemos una buena noticia: las hay. Hay empresas de todo tipo, y por supuesto, hay profesionales de muy buena calidad.

En mi caso, estuve buscando una empresa reformas Coruña, y finalmente la encontré, a pesar de que el camino fue muy largo. Por eso, hoy intentaré haceros más amena la búsqueda y daros algunos consejos.

Cuidado con las expectativas

Buscar el servicio al mejor precio, con los mejores materiales de constucción y con un diseño increíble es… Poco realista. Casi todas estas características se pueden cumplir, pero si es así, será caro, tenlo claro. Ahora bien, si priorizamos lo que necesitamos, y tenemos claro que no podemos tenerlo todo, el proceso de búsqueda será mucho más corto.

Esta sin duda fue la parte del proceso que más me llevó porque me quité de encima muchas ideas preconcebidas, y me ayudó a agilizar todo el proceso.

Encuentra a gente sincera

Muchas veces, cuando estamos entrando en contacto para los primeros pasos de nuestra reforma, nos puede ocurrir a menudo que nos intenten «vender la moto» o hacer la típica reforma de cajón.

Lo ideal es encontrar a gente que entienda lo que quieres hacer e intente ajustarse a las condiciones y necesidades que tienes, dentro de lo posible. Por supuesto, en este apartado va incluido el precio y el presupuesto que te den.

No te esperes que dentro del sector haya muchas diferencias de precio respecto a los materiales. Y si la hay, sospecha. El precio de los materiales es muy parecido de un profesional a otro, y los descuentos también, así que seguramente te estarán vendiendo materiales de peor calidad. Intenta informarte lo máximo posible antes de realizar cualquier reforma.

La importancia de las opiniones

Es raro no ver en los sitios web de las empresas sus referencias y trabajos previos, pero si no es así, pídelas siempre. También, ya sean en Google o en directorios de empresas de reformas, busca opiniones tanto de profesionales como de clientes.

Por último, pero no menos importante, te dejamos unos de los consejos más importantes a modo de conclusión: no te fíes de las empresas baratas. Es seguro que recortarán de algunos de estos pilares: colocación o calidad de materiales. Y ninguna de esas cosas es positiva.